¿Tiene sentido whatsapp en un celular de gama baja?

whatsapp en un celular de gama baja

whatsapp en un celular de gama baja

Whatsapp es una de las aplicaciones con más éxito comercial a pesar de que se trata de una aplicación de uso gratuito. Claro que whatsapp fue una app por la que se podía pagar, de hecho, el modelo inicial de negocio fue el de un pago único mínimo anual.

Con el tiempo, este pago pasó a ser opcional hasta desaparecer completamente, como parte de la evolución de la misma compañía que ha desarrollado y mantenido este servicio por años. Es fácil entender bajo que modelo funciona este servicio, pero no es algo tan fácil de entender cuando sumamos un montón de variables.

El modelo ideal de whatsapp

Whatsapp es una aplicación de mensajería, por lo que el envío y recepción de textos es su principal función, siendo anexos los demás, que sirven a modo de complemento. Estos complementos son los que hacen diferencia frente a otros competidores.

Todo esto sin salir del concepto minimalista que whatsapp siempre ha querido ser. Un dato importante de comprender, es que ciertas funcionalidades dependen de determinadas capacidades del dispositivo, que cuando se trata de una gama baja, no todas las funciones del teléfono funcionan con calidad.

Mientras esto no sea así, whatsapp puede dar una calidad de funcionamiento excelente: las fotos salen de maravilla, se envían rápidamente, los mensajes llegan a tiempo, las llamadas funcionan fantásticamente con la red móvil, siempre hay suficiente espacio para almacenar archivos, entre otras ventajas.

¿Que pasa cuando el móvil que ejecuta WhatsApp es viejo?

Detrás del desarrollo de WhatsApp hay un gran trabajo, y por mucho que lo pongamos a prueba, la aplicación sale ganando. WhatsApp tiene en su código una flexibilidad que le permite adaptarse fácilmente a entornos de ejecución adversos.

Por ejemplo, puede funcionar en redes de segunda generación, puede funcionar sin cámara, puede almacenar sus datos en una microSD, permite videollamadas por redes wifi, no depende de la localización, entre muchas otras cosas.

Inclusive, puede ejecutarse en versiones viejas de Android y, sacrificando los servicios de Google, puede instalarse en equipos con memorias de 150Mb o menos. El único problema en este caso, es que los mensajes pueden llegar algo retardados, pero, aun así, se ejecuta.

No todos sus competidores pueden hacer esto, algunos requieren más espacio de almacenamiento que WhatsApp, requieren una red más rápida de datos, entre muchas cosas más. WhatsApp gana en este entorno de ejecución, privilegiando al cliente sin forzarlo a cambiar su dispositivo móvil.

Y no solo eso, sino que muchas de las características de la aplicación se mantienen de alguna forma a pesar de las diferencias de características en los dispositivos. Una cosa que se esperaría normalmente, es que alguna funcionalidad se pueda como sacrificio para la alta compatibilidad que la aplicación tiene.

Pero no es así, WhatsApp mantiene una experiencia de usuario homogénea sin importar la versión de software del celular, el tamaño de su pantalla, el tamaño de la cámara, la velocidad que puede alcanzar en la red o si tiene o no cámara al frente del dispositivo.

Leave a Reply